Ir directamente al contenido

¡Compre 2 artículos y obtenga 1 con un 40 % de descuento!

Póngase en contacto con nosotros

Cómo correr con tu perro

How to Run With Your Dog

Evalúe la salud y el estado físico de su perro

Probablemente hayas escuchado que se recomienda consultar a nuestro médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios. Lo mismo ocurre con nuestros amigos de cuatro patas. Si está pensando en llevar a su perro a correr o trotar, programe una cita con su veterinario local.

El médico de su mascota examinará a su perro y buscará afecciones médicas, como artritis, enfermedades cardíacas y obesidad, que podrían hacer que correr sea incómodo o incluso peligroso. Además, prepárese para responder algunas preguntas sobre el nivel de actividad actual de su perro: ¿con qué frecuencia sale a caminar y qué distancia o cuánto tiempo recorre usted? ¿Su perro hace algún otro tipo de ejercicio, como nadar o caminar?

Asegurarse de que su cachorro goce de buena salud es un excelente primer paso para comenzar una rutina de ejercicios divertida y segura.

Maestro de modales con correa

Es importante asegurarse de que su perro tenga buenos modales con la correa antes de salir a la calle. Pregúntese cómo se comporta su perro en los paseos y cómo se comporta con otros perros y extraños. ¿Se distraen fácilmente? ¿Tu perro es conocido por perseguir ardillas y coches? ¿Se mueven de un lado a otro, provocando que te detengas repentinamente o te tropieces con ellos?

Si bien correr con su perro es una gran oportunidad para practicar los modales con la correa, es importante dominar los conceptos básicos. Esto ayudará a garantizar la seguridad de todos. Lo último que quieres que te pase mientras corres es lesionarte. Si su perro corre detrás de otra persona o animal, o tiene dificultades para mantenerse en su carril, ambos podrían terminar lastimados.

Si su cachorro necesita repasar el entrenamiento con correa, practique órdenes como "sigue" para evitar tropezarse con él, así como "déjalo" si persigue a otros perros o personas durante los paseos.

Obtenga el equipo adecuado

Arnés para el cuerpo

Los collares para el cuello, especialmente los que aprietan (por ejemplo, los collares de cadena de estrangulamiento), pueden causar daños a la tráquea, la laringe o las vértebras de su perro si tiran con fuerza o de repente. Por eso es mejor colocarle a su perro un arnés corporal. Usar un arnés no solo minimiza el riesgo de lesiones para su cachorro, sino que también le permite controlar mejor a su perro si tira. Asegúrese de que el arnés corporal de su perro le quede bien (no demasiado apretado) para evitar rozaduras.

Correa

Cuando se trata de correas, las correas de manos libres están bien para corredores experimentados y perros bien entrenados; sin embargo, a los corredores novatos y a los corredores urbanos les conviene más utilizar una correa corta de mano. Una correa corta garantiza que su perro no pueda adelantarse demasiado a usted y mantener la correa en la mano le brinda el máximo control de su cachorro. Por ejemplo, si tu perro persigue a un gato callejero, puedes retroceder en lugar de que te tiren por la cintura.

Cuenco de agua plegable

Mantenerse hidratado es clave para una carrera segura tanto para usted como para su perro. Como regla general, si necesitas llevar agua para ti, especialmente en los meses de verano o en recorridos largos, también debes llevar agua para tu cachorro. Empaque un recipiente de agua liviano y plegable que pueda sacar rápidamente cuando su perro necesite un descanso para tomar agua.

Empezar lento

Incluso si tu perro está en buena forma, lo mejor es comenzar una nueva rutina de ejercicios poco a poco. Comience trotando media milla y, si su cachorro parece cómodo o interesado en ir más lejos, continúe otra media milla. Haga esto por hasta dos millas cuando comience. Esto ayudará a que su perro corra más fácilmente y evitará lesiones.

Esté atento al sobrecalentamiento y las lesiones

¿Sabías que algunas razas de perros son más propensas a sobrecalentarse que otras? Los perros de nariz corta (braquicéfalos) y los perros con pelaje largo y grueso tienen más probabilidades de experimentar sobrecalentamiento, especialmente si viven en un clima cálido o húmedo.

Pero no importa dónde viva o la raza de su perro, es importante controlar su comportamiento cuando hacen ejercicio juntos. Busque jadeo excesivo, lengua agrandada y aplanada y comportamiento lento. Todas estas son señales de que su perro tiene demasiado calor y necesita descansar. Evite la deshidratación y el sobrecalentamiento tomando descansos frecuentes para tomar agua.

Si su perro tiene dificultades para seguirle el ritmo o muestra el más mínimo signo de dolor, es hora de dar por terminado el día. Obligar a su perro a superar el dolor podría convertir una pequeña lesión en un gran problema. Si sospecha que su mascota sufre una lesión, programe una cita con su veterinario.

Piensa en sus patas

Mientras te atas los zapatos para correr, piensa en las patas de tu perro. La parte inferior de las patas de su cachorro es gruesa y resistente: ayudan a absorber los golpes, dan tracción y protegen contra temperaturas extremas. Las patas de su perro son bastante sorprendentes, pero pueden sufrir lesiones, como quemaduras, cortes e irritación causadas por productos químicos.

Signos de lesión en la pata

Cuando salgas a correr con tu perro, presta mucha atención a su forma de andar. La señal reveladora de que las patas de tu cachorro le molestan es la cojera. Otros síntomas de lesión en la pata incluyen:

  • Sangrado
  • Lamido excesivo de la almohadilla de la pata.
  • Descoloramiento
  • Sensibilidad
  • Renuencia a poner peso en la pata.

Tenga cuidado de evitar superficies con temperaturas altas, como concreto o asfalto, en pleno verano, calles llenas de vidrios rotos y aceras que hayan sido tratadas con productos químicos (por ejemplo, sal para evitar la formación de hielo).

Cortes y pinchazos

Si las patas de su perro se cortan o perforan mientras corre, limpie la herida quitando restos, como vidrio, y enjuáguela con agua. También trate de detener el sangrado aplicando presión con una venda o una toalla de papel. Incluso si la lesión de su mascota no es grave, siempre es una buena idea realizar una visita al veterinario lo antes posible.

quemaduras

Calme las patas quemadas de los perros haciendo correr agua fría sobre ellas con una manguera de jardín o en la bañera. También puedes intentar usar compresas frías, pero ten cuidado de envolverlas en una toalla de mano o de papel para evitar el contacto directo con la almohadilla de la pata. Comuníquese con su veterinario para analizar la gravedad de las quemaduras y el tratamiento adecuado.

Divertirse

El mejor tipo de ejercicio es el que nos gusta hacer. Recorrer grandes distancias con nuestros amigos peludos no solo nos motiva a mantenernos sanos y en forma, sino que también nos brinda otra oportunidad para vincularnos con ellos. Con paciencia, el equipo adecuado y algunos consejos de seguridad, podrás hacer que correr con tu perro sea una experiencia divertida para ambos.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Desde nuestro Instagram

Pago seguro

Pay with the world's top payment methods

9,170 productos enviados

What you want, delivered to where you want

Servicio de atención al cliente experto

Our friendly team’s on hand 24/7

Artículos de gran valor

There's always something new on sale!